C/. Santo Domingo 6-8, local 5. 11402 Jerez de la Fra. Cádiz

Blog

Cómo recurrir el impuesto de plusvalía municipal y qué hacer con la deuda

Antes que nada, debemos comprender qué es el impuesto de plusvalía municipal y qué conlleva. El impuesto de plusvalía municipal es un tributo que grava el incremento de valor que los terrenos urbanos experimentan en el momento de su transmisión a pesar de que el contribuyente haya sufrido pérdidas con dicha transmisión. Sin embargo, el Tribunal Constitucional lo ha declarado inconstitucional cuando se herede, done o venda una vivienda en pérdidas. 

Son muchos los aspectos a tener en cuenta y a veces resulta un poco confuso y complicado de entender, así que si necesitas asesoramiento no dudes en contactar con Conspor Consultores, somos un equipo de profesionales a su servicio en Jerez de la Frontera.

Recurrir y pagar una liquidación tributaria son dos cosas muy diferentes, aunque a menudo se confunden. Muchos contribuyentes presentan un recurso, y piensan que ya sólo les queda esperar a que llegue la respuesta, olvidándose y despreocupándose del pago o bien olvidándose de recurrir.

En primer lugar debemos saber que nos encontramos ante un impuesto que siempre sale a pagar, independientemente de que el contribuyente haya tenido pérdida en la transmisión. Éste es el origen de la polémica judicial de este impuesto que ha generado el planteamiento de varias cuestiones de inconstitucionalidad.

Lo que suele ocurrir es que los contribuyentes no están dispuestos a pagar un impuesto que grava el incremento de valor que han experimentado los terrenos urbanos transmitidos, cuando se han visto obligados a vender en pérdidas o cuando la ganancia en la transmisión es muy pequeña en comparación con el impuesto que sale a pagar.

También veremos qué procedimiento seguir para recurrir y qué hacer con la deuda tributaria mientras se recurre. La mayoría de juzgados y tribunales consideran que es necesario que sea el contribuyente el que acredite que dicho incremento de valor no se ha producido. Y para ello, no siempre valdrá con aportar las escrituras de compra y venta de las que resulte la pérdida de valor del terreno.

¡Comencemos!

1. ¿Qué plazo tengo para recurrir?

El tiempo del que dispones para recurrir la plusvalía municipal dependerá de si tu Ayuntamiento local ha dictado una liquidación o si es una autoliquidación que ha presentado el contribuyente.

En el caso de que sea el Ayuntamiento el que haya dictado una liquidación, el contribuyente tendrá un mes para interponer el recurso, y si no lo hace, la liquidación devendrá firme e inatacable. En ese caso, sólo cabe iniciar un procedimiento especial de revisión, basado en alguna de las causas de nulidad del artículo 217 de la Ley General Tributaria.

si es el contribuyente el que ha presentado una autoliquidación ante el Ayuntamiento, tendrá cuatro años para solicitar su rectificación y la devolución del ingreso indebido que resulte como consecuencia de dicha rectificación.

2. ¿Qué recurso debo interponer?

En este caso también dependerá de si es el Ayuntamiento el que ha dictado una liquidación, o es el contribuyente el que ha presentado una autoliquidación.

Si es el Ayuntamiento el que ha dictado una liquidación, el primer recurso a interponer será el de reposición.

Si estamos ante un Ayuntamiento de “gran población” (art. 121.1 Ley 7/1985), el recurso será potestativo, pudiendo interponer el contribuyente directamente reclamación económico – administrativa ante el Tribunal Económico – Administrativo Municipal correspondiente.

Si estamos ante un Ayuntamiento que no sea considerado de “gran población”, el recurso de reposición será obligado, y deberá interponerse en el plazo de un mes. Si es desestimado, el contribuyente sólo podrá interponer el oportuno recurso contencioso – administrativo ante el Juzgado competente en un plazo de dos meses.

Por el contrario, si fue el contribuyente el que presentó una autoliquidación, deberá presentar ante el Ayuntamiento una solicitud de rectificación de su autoliquidación.

3. ¿Qué puedo hacer con la deuda tributaria?

Desde Conspor Consultores insistimos en varios aspectos, ya que aunque muchos contribuyentes no lo saben, pagar no es la única opción cuando se recibe una liquidación de plusvalía municipal.

Los contribuyentes, además de realizar el pago, también pueden solicitar un aplazamiento o fraccionamiento de la deuda, e incluso solicitar su suspensión. (La suspensión sólo podrá solicitarse si se recurre la deuda).

El aplazamiento o el fraccionamiento exigirán la presentación de un escrito solicitándolo ante el órgano de recaudación del municipio. No será necesario aportar garantías para obtener el aplazamiento o fraccionamiento si la deuda es menor a 30.000 euros.

La suspensión será automática si se aporta alguna de las garantías previstas en la Ley General Tributaria, esto es: depósito de dinero o valores públicos, fianza solidaria de dos contribuyentes o aval o fianza de una entidad de crédito.

En este punto, la gran desconocida es la fianza solidaria de dos contribuyentes, que permite la suspensión de deudas inferiores a 1.500 euros mediante la firma de un documento, evitando de este modo gastos notariales y comisiones bancarias.

Además, según el caso, se podría obtener la suspensión sin necesidad de aportar garantías si la liquidación que se recurre pudiera generar graves perjuicios al contribuyente.

4. ¿Puedo beneficiarme de la sentencia de inconstitucionalidad del impuesto de plusvalía municipal?

La sentencia del Tribunal Constitucional sólo se refiere a los supuestos en los que se acredite que no ha existido incremento de valor en el momento de la transmisión del terreno. De este modo, lo más lógico sería pensar que sólo podrán beneficiarse de ella los siguientes contribuyentes:

Si el Ayuntamiento fue el que realizó la liquidación del impuesto: aquéllos que recurrieron la liquidación y sigan sosteniendo dicho recurso a día de hoy.

Si el contribuyente fue el que presentó la autoliquidación del impuesto: cuando inste su rectificación antes de que transcurran cuatro años contados desde que finalizó el plazo para presentar dicha autoliquidación.

5. ¿Qué plazo tengo para pagar, solicitar un aplazamiento / fraccionamiento o solicitar la suspensión de la deuda?

La liquidación deberá abonarse, solicitar su aplazamiento, fraccionamiento o suspensión, antes del día 20 del mes siguiente al que se recibió la notificación (si se recibió en los quince primeros días del mes), o del día 5 del segundo mes posterior, si la notificación se recibió en los últimos quince días del mes.

Si la liquidación se recibe por tanto un 13 de abril, el plazo terminará el 20 de mayo. Y si se recibe el 16 de abril, el 5 de junio.

6. ¿Qué pasa si no hago nada dentro del plazo?

Si el contribuyente no paga la deuda, ni solicita su aplazamiento, fraccionamiento o suspensión dentro del plazo, la deuda entrará en apremio al día siguiente del vencimiento del plazo, exigiéndosele un 20% más sobre el importe reclamado inicialmente.

Si dicha deuda apremiada tampoco fuera pagada, la Administración podrá iniciar actuaciones para llevar a cabo el embargo de bienes del deudor.

No obstante, ello no afecta al recurso que se haya presentado. Y si finalmente el mismo fuera estimado, se anularía tanto la liquidación impugnada, como los actos de recaudación para su cobro.

Desde Conspor Consultores te ayudaremos y mostraremos algunos de los aspectos que debemos tener en cuenta respecto a este polémico impuesto de plusvalía municipal. Contacta con nosotros si necesitas ayuda, estaremos encantados de escucharte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *