C/. Santo Domingo 6-8, local 5. 11402 Jerez de la Fra. Cádiz

Blog

Si eres autónomo o estás a punto de serlo, estas novedades te interesan

Ya están aprobados una serie de cambios en la Ley de Autónomos y publicados en el BOE, concretamente en la Ley 6/2017, de 24 de octubre, de Reformas Urgentes del Trabajo Autónomo. Éstas medidas han sido aprobadas por la Comisión de Empleo del Senado el pasado 11 de octubre de 2017, sin aplicar ninguna modificación al documento que había sido remitido desde el Congreso en diciembre del año anterior.

Con esta ley se avanza en una serie de reformas que van dirigidas a apoyar el desarrollo de la actividad emprendedora en términos más adecuados para dicho colectivo. De esta manera, queda articulado un conjunto de medidas con las que va a ser posible continuar incidiendo en la mejora de las condiciones en que desarrollan su actividad los trabajadores autónomos, garantizando sus expectativas de futuro.

El conjunto de cambios en la Ley de Autónomos, aún siendo publicadas en el BOE el 25 de octubre de 2017, sólo han sido aplicados de forma inmediata en parte. Algunas de las medidas confirmadas no entrarán en vigor hasta enero del 2018, con la publicación de los Presupuestos Generales y la asignación de una partida económica en el plan establecido. Analizamos aquí las modificaciones más importantes.

  • En materia de Seguridad Social:

–           En primer lugar, se modulan los recargos por el ingreso fuera de plazo de las cuotas a la Seguridad Social de los trabajadores autónomos en función del tiempo que se tarde en pagar. Hasta el momento, el tipo establecido (más intereses) era del 20% sobre el total de la deuda tardaras dos días o un año en hacer frente a la cuota pendiente. Tras los cambios en la Ley de Autónomos, si liquidas tu deuda en un plazo inferior al mes, se te aplicará un 10% de recargo.

–           Se realiza una regulación de la cotización de los trabajadores autónomos en régimen de pluriactividad que contempla de manera conjunta los diversos beneficios en materia de cotización de aquellos emprendedores que simultáneamente llevan a cabo otra actividad que les incluye en otro régimen, desde una perspectiva de reducción de cargas administrativas. La Seguridad Social devolverá el exceso de cotización a los trabajadores autónomos en régimen de pluriactividad sin necesidad de que estos lo soliciten.

–           Ampliación de la cuota reducida de 50 euros -la denominada «tarifa plana»: Es una de las “medidas estrella” incluidas en la Ley. Va dirigida a los nuevos autónomos, ampliando hasta los doce meses en el primer tramo de descuento de la cotización, en lugar de los seis aplicables en la regulación anterior, aunque no entraría en vigor hasta enero de 2018, coincidiendo con la publicación de los Presupuestos Generales del periodo.

La cuantía a pagar de cuota con la tarifa plana autónomos, hasta la entrada en vigor de la nueva normativa, era la siguiente:

  • Primeros 6 meses: Se reduce la cuota en un 80% con la base mínima de 2015 (con la modificación que introdujo la Ley de Fomento del Trabajo Autónomo, la cifra se redondeó hasta los 50 euros).
  • 7-12 meses: Se reduce la cuota en un 50%  que en 2017 se queda en 137,5 euros.
  • 13-18 meses: Se reduce la cuota en un 30%, 192,5 euros en 2017.
  • 19-30 meses: Se mantiene la reducción del 30%,  192,5 euros en 2017.

¿Cómo quedará la tarifa plana con la Nueva Ley de Autónomos?

1er tramo: 12 meses a partir de enero de 2018. Se aplica una reducción del 80% en la cuota (la Ley de Fomento del Trabajo Autónomo redondeó la cantidad resultante en el descuento hasta los 50 euros).

2º tramo: En los seis meses siguientes de actividad, del mes 13º al 18º de actividad se aplica el 50% de reducción durante un semestre sobre las bases de cotización y tipos vigentes.

3er tramo: Seis meses de vigencia, desde el mes 19º al 24º en los que se aplica un 30% de reducción en la cuota, haciendo un total de dos años de bonificación.

Pero la cosa no se queda en la ampliación de la tarifa plana de 50 euros. Hasta el momento los autónomos que quisieran acceder a esta bonificación debían o bien ser de nueva alta, o haber estado cinco años de baja en el RETA. Tras la aplicación de los cambios en la Ley de Autónomos se podrá volver a emprender con tarifa plana tras dos años de haber interrumpido la actividad si no te habías beneficiado de la bonificación con anterioridad, y tres años si ya lo habías hecho.

–           La afiliación y hasta tres altas dentro de cada año natural tendrán efectos desde el día en que concurran en la persona de que se trate los requisitos y condiciones determinantes de su inclusión en el campo de aplicación de este régimen especial. Es decir, podrás tramitar tres altas y tres bajas anuales en el RETApagando sólo los días de trabajo efectivo en los meses de baja y alta. Hasta el momento, si te dabas de alta el 15 de junio, por ejemplo, pagabas la cotización como si hubieras trabajado el mes completo.

–           Se permite elevar de dos a cuatro el número de veces al año en que puede cambiarse de base de cotización, con lo que se adecua la norma a las fluctuaciones que son susceptibles de producirse en los ingresos de la actividad autónoma a lo largo de cada ejercicio.

 

  • Medidas para mejorar la cotización de los trabajadores autónomos:

–           Para los trabajadores incluidos en este régimen especial que en algún momento de cada ejercicio económico y de manera simultánea hayan tenido contratado a su servicio un número de trabajadores por cuenta ajena igual o superior a diez, la base mínima de cotización para el ejercicio siguiente se determinará en la correspondiente Ley de Presupuestos Generales del Estado. La evolución de la cuota de autónomos societarios se desvincula a la de el Salario Mínimo Interprofesional. Se determinará en cada periodo en función de los Presupuestos Generales del Estado y mediante conversaciones entre el gobierno y las principales organizaciones de autónomos.

 

  • Medidas para favorecer la conciliación entre la vida laboral y familiar de los trabajadores autónomos:

–           La bonificación al contratar trabajadores para la conciliación familiar implica que la Seguridad Social cubre el 100% de la cotización por contingencias comunes del autónomo durante 1 año.

Podrán solicitarla autónomos con hijos menores de 12 años a su cargo, personas con una discapacidad reconocida de, al menos, un 33% o con familiares en situación de dependencia reconocida.

Además, con la modificación de la Ley de Conciliación Familiar Autónomos,  si el menor cumpliera los 12 años antes de que se agote el tiempo vigente de la bonificación, se podrá mantener la misma durante todo el periodo hasta alcanzar el máximo de 12 meses.

Para tener derecho a disfrutar de esta bonificación, se debe haber contratado un empleado que desarrolle la actividad en nuestro nombre durante, al menos, tres meses desde el momento en el que se accede a la bonificación, ya sea en contrato a tiempo parcial o jornada completa.

–           Nueva bonificación del 100% de la cuota del RETA: durante el tiempo que dure la baja por maternidad o paternidad o situaciones asimiladas. Es decir, la bonificación también es aplicable en caso de acogimiento, adopción, guarda con fines de adopción, riesgo durante la gestación o en el periodo de lactancia. La cobertura de la prestación será el resultado de una media entre las 12 últimas cotizaciones realizadas. Sólo puede solicitarse para descansos superiores al mes.

–           Nueva bonificación para todas aquellas trabajadoras que se reincorporen a su actividad por cuenta propia, tras haber cesado la misma durante al menos dos años, por causas de maternidad, adopción o situación asimilada: tendrán acceso a la bonificación de la tarifa plana de 50 euros durante 1 año. Esta medida entra en vigor de forma inmediata tras su aplicación en el BOE.

La aplicación de la bonificación y su periodo de vigencia se determinan en el momento de la reincorporación y siempre y cuando la base de cotización escogida sea la mínima. Cuando la base sea superior a esta, la autónoma tendrá derecho a una bonificación del 80% sobre la cuota de contingencias comunes durante 1 año.

 

  • Por otra parte, en el ámbito fiscal, la Administración Tributaria deberá facilitar la liquidez a los autónomos y no imponer cargas formales, que además la dificulten. Esto se resume en una serie de modificaciones en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas con la finalidad de clarificar la deducibilidad de los gastos en los que incurren los autónomos en el ejercicio de su actividad, de forma que puedan contar con un elevado grado de seguridad jurídica:

 

–            Al   respecto,   en   primer lugar,   se   aclara   la deducibilidad   de   los   gastos   de  suministros  correspondientes  a  la  parte  de  la  vivienda  que  se  encuentra  afecta  a la  actividad económica desarrollada por el contribuyente.

Mientras que los gastos derivados de la titularidad de la vivienda, tales como amortizaciones,  IBI, comunidad de propietarios, etc., sí resultan deducibles en proporción a la  parte  de la   vivienda afectada al  desarrollo  de  la  actividad  y  a  su porcentaje  de titularidad  en  el   inmueble,  sin  embargo  los  suministros,  por  su naturaleza  no  admiten dicho criterio de  reparto, debiendo imputarse a  la  actividad en proporción a   la parte de dichos   gastos   que   quede   acreditado   que   está correlacionada  con los  ingresos  de la actividad.

Los problemas prácticos derivados de la indeterminación de los criterios a adoptar para su cuantificación, unido a las dificultades de acreditación de los factores que integran dicho      cálculo,  han determinado     la     necesidad     de     establecer     un porcentaje     objetivo, correspondiente a dicho criterio, que se fija en el porcentaje resultante de aplicar el 30 por ciento a la proporciónexistente entre los metros cuadrados de la vivienda destinados a la  actividad  respecto  a  su  superficie  total, salvo que  se  pruebe  un  porcentaje superior  o  inferior.

–           Adicionalmente, se aborda la problemática vinculada a los gastos de manutención en los que incurre el propio contribuyente en el desarrollo de la actividad económica.

A tal efecto, se aclara la deducibilidad de los mismos siempre que se cumplan determinadas   condiciones,  en  particular que  se  produzcan  en  establecimientos  de restauración y  hostelería y se abonen utilizando cualquier medio electrónico de pago.

El  importe  deducible  por  este  concepto  tendrá  como  límite  diario  las  mismas cuantías  que para gastos de manutención se establecen para trabajadores por cuenta ajena en el  Reglamento delImpuesto sobre la Renta de las Personas Físicas, esto es, con carácter general,   26,67  euros  diarios  si  el  gasto  se  produce  en  España  o  48,08 euros  si  es  en  extranjero,  cantidades  que, a  su  vez, se  duplican  si  además como consecuencia  del  desplazamiento se pernocta.

 

  • Equiparación a efectos de las contingencias derivadas de accidente de trabajo in itinere:

–           Se reconocerá el accidente in-itinere en los autónomos. Se entenderá como accidente de trabajo el sufrido al ir o al volver del lugar de la prestación de la actividad económica o profesional. A estos efectos se entenderá como lugar de la prestación el establecimiento en donde el trabajador autónomo ejerza habitualmente su actividad siempre que no coincida con su domicilio y se corresponda con el local, nave u oficina declarado como afecto a la actividad económica a efectos fiscales.

Otros

  • Los jubilados podrán compatibilizar su pensión al 100% con el desarrollo de un trabajo por cuenta propia, con el requisito de contar, al menos, con un empleado.
  • Se incorporarán mejoras en las condiciones de personas con discapacidad que decidan darse de alta como autónomos y se posibilita la contratación de hijos discapacitados de trabajadores  autónomos.
  • Los autónomos tendrán derecho a acceder a formación adaptada a sus necesidades reales de tu negocio.

Lo que queda pendiente

En estado de estudio por parte de la subcomisión del Congreso, quedarían la determinación del concepto de habitualidad y las soluciones para los trabajadores por cuenta propia que generan ingresos muy reducidos, la cotización parcial para trabajadores por cuenta propia, jubilación parcial del colectivo y en el marco que la regulará, así como el establecimiento de un plan de acción que garantice el relevo generacional.

Al margen de esto, los cambios en la Ley de Autónomos han dejado en el tintero algunos aspectos muy reivindicados por el colectivo,  entre ellas, una de las medidas que más se echan de menos sería el estudio y aplicación de un sistema de cotización progresivo, en función de beneficios, que pudiera aplicarse no sólo a los autónomos de nuevo alta.

Si te has quedado con alguna duda, pregúntanos o si necesitas asesoramiento fiscal, financiero, laboral, contable y/o patrimonial sobre éste u otros temas por parte de profesionales expertos, puedes solicitar presupuesto sin compromiso a través de nuestro formulario de contacto aquí. En Conspor Consultores estaremos encantados de ayudarte y asesorarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *