C/. Santo Domingo 6-8, local 5. 11402 Jerez de la Fra. Cádiz

Blog

¿Qué puedo deducirme si trabajo desde casa?

Con la llegada de la crisis y el desarrollo de las nuevas tecnologías muchos son los que han optado por iniciar su andadura profesional desde su propio domicilio, habilitando una de las habitaciones como despacho. El desarrollo de una actividad económica desde casa tiene algunas ventajas fiscales que explicaremos aquí.

¿Qué gastos son deducibles en su IRPF y qué IVA podrá compensar? 

Gastos deducibles en el IRPF
Podrán deducirse dos tipos de gastos:

  • Gastos de Titularidad: IBI, seguros, amortización, intereses de préstamos por compra, comunidad… Se podrán deducir en función de la superficie que se utiliza para su negocio, es decir, si su vivienda es de 100 m2 y utiliza una habitación de 18 m2 para su despacho podrá, declarar el 18%. Si al año gastamos 2500€, podremos deducir 450 € (18% de 2500 €).
  • Suministros: agua, luz, gas, teléfono… La deducción se calcula en función de la superficie utilizada de la cual solo es deducible el 30%. Nos explicamos mejor. Imaginemos que tenemos que pagar al año unos 2800 €: Primero tendremos que ver cuál es el gasto imputable a los metros que usamos que en este caso serían 2800×18%= 504. Segundo solo podremos deducir el 30% de este importe que sería 151,2€. En todo caso, si puede justificar que los suministros imputables a la actividad son superiores, podrá deducir dicha cantidad superior.

Deducción del IVA soportado

Con respecto a la deducción de IVA soportado las reglas son algo más restrictivas.

Por lo general los gastos de titularidad no llevan IVA, así que, aunque se permita su deducción, en realidad no nos beneficia.

Con respecto a los suministros, la Ley es muy clara: no se pueden mezclar los gastos personales con los profesionales. Por lo tanto, para que el IVA sea deducible, los gastos deben ser exclusivos de la actividad.

Aun así, podrá deducirse el IVA si:

⦁ Realiza obras de adecuación en parte de su vivienda como despacho (pintado, cambio de baldosas, parqué, etc.) o si adquiere mobiliario u otros elementos para su actividad (muebles, lámparas, material de oficina, etc.) podrá deducirse todo el IVA que soporte.

⦁ Hace reparaciones o reformas de mantenimiento en la vivienda en proporción a la superficie utilizada en la actividad.

⦁ Cuando soporte gastos a través de la comunidad de vecinos, solicite copia de las facturas y aplique la regla anterior sobre la parte del IVA que corresponda a su coeficiente de propiedad en el edificio.

⦁ Otra alternativa podría ser la instalación de contadores y líneas de teléfono separados y de esta manera se podría deducir a totalidad del IVA soportado.

Si tiene dudas sobre éste u otros aspectos fiscales, financieros, laborales, etc. o necesita cualquier información, contacte con nosotros aquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *